1 ago. 2011

Nueva nomenclatura de Nokia


GLOBAL – El lanzamiento del Nokia 500 ha marcado un nuevo punto de partida para nosotros.

No sólo porque este equipo es nuestro más reciente teléfono inteligente que aprovecha la nueva plataforma Symbian, sino por su mismo nombre. Seguramente habrán notado que en su nomenclatura no hay letras, sino puros números. Tras el salto te contamos por qué.

1. Nadie puede decirnos qué hacer con nuestros teléfonos.

La mayoría de los teléfonos hoy en día cuentan con un hardware y software muy adaptables (altamente configurables). Esto significa que puedes hacer lo que quieras con ellos. Muy seguramente tú o alguien que conozcas usa su smartphone Eseries para jugar o para chatear con amigos. De igual forma hay quienes aprovechan momentos en la calle para manejar complejas hojas de cálculo en un Nokia X7 creado básicamente para ser un dispositivo de entretenimiento. Todo depende de las verdaderas necesidades que tengas, que pueden ir cambiando incluso a lo largo del día.

2. Son difíciles las comparaciones

¿Qué hace que un Nokia C7 sea diferente a un Nokia X7?. A fin de cuentas pareciera que las diferencias radican en el presupuesto que tengamos a la hora de adquirirlos y en el uso final que le demos. Podríamos asegurar que es más fácil clasificar equipos dentro de una misma categoría, pero resulta que el Nokia C3 y el Nokia C3-01 son en realidad dispositivos muy diferentes. Por último, es difícil realizar escalas de precios: para una persona del común un Nokia C7 debería costar lo mismo que un Nokia E7. Y les otorgamos la razón.

3. Las personas se las llevan muy bien con los números

La gente entiende la lógica detrás de la filosofía de “mientras mayor sea el número mayor es lo que esperamos de ellos”. Teóricamente, si se anunciara un Nokia 890 (que, seamos claros, no existe), pero que por su precio queda fuera de nuestro presupuesto, sabríamos que podemos buscar el Nokia 790 (de nuevo, este modelo no existe) porque sería una opción más asequible. Con el tiempo, esta nueva nomenclatura permitirá que las personas aprendan a conocer que podrían estar esperando de un modelo usando sólo su número de referencia.

Por tanto, el nuevo sistema de nomeclatura es el siguiente:

El primer número conformará la relación precio/características. Por lo que un Nokia 900* es el tope de línea y un Nokia 100* es el equipo más sencillo. Los números siguientes otorgan a cada dispositivo un identificados único dentro de ese rango. Por lo tanto, podemos anticipar que pueden ser liberados 99 modelos en el rango de los 500 antes de tener que reciclar números.

Francamente, nos gustan los números. Estamos probando algo diferente porque no tenemos miedo de experimentar. A fin de cuentas, está claro que “los números no mienten”.

* Sólo para asegurarnos de no estar alimentando falsos rumores, queremos dejar en claro que los números utilizados anteriormente han tenido sólo un fin ilustrativo. Aparte del Nokia 500, no se han anunciado nuevos modelos.